Junto al pueblo de Bolivia y Evo Morales

Este miércoles 21 de febrero de 2018, la Asociación de Cubanos en Cataluña José Martí participó en acto de apoyo a Bolivia: “Juntos a Evo construimos el futuro de Bolivia”.

La invitación a participar en el acto se extendió por la Plataforma de Solidaridad con Bolivia de Barcelona. En el acto, filmado y retransmitido por Bolivia Primero TV, estuvieron presentes cónsules de varios países latinoamericanos: Cuba, Ecuador y Venezuela.

Varios fueron los ponentes y de diversos países; algunos, latinoamericanas y latinoamericanos residentes en Cataluña, pero también nacionales del Estado español.

Las y los ponentes fueron dando, con sus intervenciones, una panorámica real del desarrollo de Bolivia en estos 12 años de Revolución y bajo la presidencia de Evo Morales.

También, en representación de la Asociación de Cubanos en Cataluña José Martí (ACCJM) y de todas las asociaciones de cubanos que conforman la Federación de Asociaciones de cubanos Residentes en España Jose Martí (FACRE, según sus siglas), el compañero Gustavo de la Torre extendió en comunicado, el apoyo total al Presidente Evo Morales y exhortó al pueblo de Bolivia a seguir marchando junto a su presidente en la cosecha de nuevas conquistas sociales.

La Cónsul General de Cuba en Barcelona, Mabel Arteaga, en signo de fraternal y hermanada amistad que une a ambos pueblos, entregó al Cónsul General de Bolivia en esta ciudad, el excelentísimo Sr. Marcelo David Poma Gutiérrez, un catalogo de fotos de más de 90 fotos de Fidel Castro, con 90 frases de sus diversos discursos y escritos, entre 1957 y 2016. Esta obra impresa fue dirigida por el Casal Catalano-Cubano de Amistad con Cuba de Rubí “José Martí”, contó con la colaboración del Consulado de Cuba en Barcelona y la propia ACCJM; de igual forma tuvo el apoyo del ayuntamiento de Rubí.

Muestra de la portada, algunas de las páginas y la contraportada del catálogo

A continuación, las palabras del compañero Gustavo de la Torre Morales en el acto:

Palabras sobre el desarrollo económico de Bolivia en acto: “Juntos con Evo, construimos el futuro de Bolivia”

Excelentísimo Cónsul General de Bolivia en Barcelona, Sr. Marcelo Poma Gutiérrez.

Queridas y queridos invitadas e invitados.

Querido pueblo de Bolivia.

Bolivia ha cursado, durante siglos por varias etapas que han marcado la vida del país: conquista y explotación, neocolonia y, finalmente, Revolución.

Una primera etapa fue la llegada de los conquistadores, donde una parte importante de éstos, se asentaron en el cerro, antes llamado Rico y hoy Potosí, vecino de la montaña de Sumaj Orcko, que además de sagrado para las poblaciones indígenas, también contenían una enorme riqueza de plata, las cuales terminaban en las iglesias católicas, mesas señoriales y, también, pagaban la deuda de la corona española. Una época de trabajo forzoso, tuberculosis, silicosis crónicas, castigos y muertes.

Un siglo después apareció la etapa de la fiebre del estaño, una gran riqueza del territorio boliviano; pero en el cerro Llallagua, con igual panorama de esclavitud.

El siglo XIX estuvo marcado por el despojo, por la fuerza, de 120 mil kilómetros costeros, que se anexó Chile por la fuerza, sabiendo el gran valor de ese territorio en guano, salitre, bórax, cobre y plata. También marcó el conflicto con Brasil, el cual le arrebató a Bolivia territorio rico en árboles de caucho y yacimientos auríferos; como también estuvo el conflicto con Paraguay, por el control de supuestos yacimientos petrolíferos bajo el subsuelo.

De este último conflicto, el más beneficiado de la guerra fue la petrolífera Standard Oil, de New Jersey, y la compañía anglo holandesa Shell.

En todo este período, los conquistadores fueron cambiando de idioma y formas de explotar. Las dos guerras mundiales propiciaron que los precios de los metales subieran, pero esas ganancias nunca fueron a manos del pueblo.

En la última etapa que deseo mencionar (de Revolución), el compañero y Presidente de Bolivia, Evo Morales Ayma, presentó una propuesta de renovación de gobierno social y popular; por la cual se trazó el camino de transición a un modelo socialista que comenzaba, inexorablemente, con el desmontaje del colonialismo.

Los cambios que se han dado en los últimos 12 años, se han llevado a cabo por los movimientos sociales junto al gobierno de Evo Morales:

Gracias a la recuperación de los principales recursos de yacimientos de gas y petróleo, por medio del decreto “Héroes del Chaco”, y puestos bajo la administración Estatal, se pudo renegociar un mayor pago (entre el 50% al 85%) del tributo sobre el valor de la producción para aquellas empresas extranjeras que firmaron contrato con la empresa estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos. También, la conversión de algunas empresas extranjeras en estatales, dio la fortaleza necesaria a la defensa de la soberanía política y económica del país, lo cual posibilitó brindar servicios públicos de estratégica necesidad y una mejoría radical en la calidad de vida de bolivianas y bolivianos en el país. Los ingresos nacionales se han vertido en beneficios sociales y puestos al alcance de un mayor porcentaje de la población; principalmente aquella que estaba más desamparada.

En esta última década se ha experimentado un crecimiento económico, reconocido por organismos internacionales, que sitúan a Bolivia como líder en América Latina, con un 4,3% del Producto Interno Bruto (PIB) en el 2016; lo cual también posibilitó el crecimiento de reservas internacionales del país. Para exponer un contraste que ejemplifique comparativamente mejor este parámetro de crecimiento, se debe mencionar que el PIB de Bolivia durante la era republicana (de 1951 a 2005), es decir de 55 años, creció sólo en un 2,8%. Como se puede apreciar, la gestión del gobierno de Evo Morales en tan sólo 12 años, pudo duplicar el crecimiento de este índice, por el razonamiento de una adecuada gestión gubernamental de los recursos del país.

La adecuada gestión de las materias primas le ha propiciado a Bolivia la creación de un colchón financiero que pasó de 700 millones de dólares a 200 mil millones de dólares, lo cual le permitió amortiguar la caída de precios de las materias primas que sucedió a partir del 2014.

La pobreza extrema pasó de un 38,2% en el 2005 a un 16,8% en el 2015; de ella, en el 2005, la pobreza urbana era de un 24,3% y en la rural de 62,9%, pero en 2015 esas cifras bajaron al 9,3% la urbana y a 33,3% la rural. En tanto, la pobreza moderada descendió del 60,6% en 2005 al 38,6% en 2016. Los salarios crecieron en un 273% en este período, mientras la desigualdad de ingresos entre el 10% más rico frente al 10% más pobre, se redujo en los últimos 11 años de 128 a 37 veces. Estos parámetros indican que más de 2,1 millones de personas dejaron de ser pobres en Bolivia. Estos indicadores sitúan a este país como referente de estabilidad económica, teniendo el merecido reconocimiento del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

Esta impresionante reducción de valores de pobreza se debió, entre otras medidas, a la construcción de una amplia red de más de 3000 centros públicos de salud; incluyendo regiones de difícil acceso. Y en la actualidad están en construcción otros 47 centros hospitalarios. La puesta en marcha de estos centros de atención sanitaria, la vacunación contra 19 enfermedades y la entrega sin costos de medicamentos a los que tengan escasos recursos, ha posibilitado la reducción de la tasa de mortalidad infantil y desnutrición crónica.

Para mostrar otros indicadores que muestran el desarrollo del país y que son de alcance y beneficio del pueblo, se encuentran:

Que hoy en día, el 85% de la población dispone de agua potable.

1,5 millones de campesinos hayan adquirido los títulos de propiedad de la tierra productiva.

Se han puesto en marcha diversos programas sociales, como la Renta Dignidad o el Bono Juancito Pinto; se destina el 14% del presupuesto del Estado a fines educativos, la construcción de viviendas e incrementar los salarios.

En 2001 el analfabetismo rebasaba el 13% de la población, mientras en la actualidad es solo de 2,8%. El gobierno ha invertido más de tres mil millones de dólares para la calidad de la enseñanza en todos los niveles.

Los pocos datos que he mencionado, muestran una panorámica de la labor realizada por el gobierno de la Revolución Indígena, liderada por el Presidente Evo Morales Ayma.

Impedir la continuidad de esta consolidación que se lleva a cabo en Bolivia, sólo es muestra de aquellos sectores que carecen de proyecciones sociales y buscan traer a Bolivia de vuelta a la época neocolonial. Estos grupúsculos, asesorados y/o financiados por empresas y organizaciones tapaderas de la USAID o la NED, son las que promueven el golpismo, el caos social y el desequilibrio político. Las pruebas se pueden encontrar, incluso, publicadas en el sitio web de Wikileaks; donde se pueden conocer hasta los planes de magnicidio contra el Presidente Evo Morales.

El fortalecimiento de la base social por medio de la unidad y la cohesión de fuerzas en torno al proceso revolucionario y emancipador, dirigido actualmente por Evo Morales, es de vital importancia para seguir afianzando y mejorar los índices hasta hoy alcanzados.

El 13 de diciembre de1972, Fidel Castro, en acto de solidaridad con el pueblo de Chile y su presidente Salvador Allende dijo que nosotros como latinoamericanos, pertenecemos a una gran comunidad que debía unirse íntegramente y donde la ola revolucionaria logre barrer las incomprensiones, los chovinismos, la balcanización y los mezquinos egoísmos. Por supuesto, Fidel se refería a barrer al imperialismo, las oligarquías nacionales y esos sectores serviles y mercenarios que no representan la voluntad de los pueblos.

Hoy, como cubano, como parte de esa gran comunidad de pueblos hermanos de Nuestra América, invito a todas las bolivianas y bolivianos que sigan su marcha unida junto a Evo Morales, defendiendo a toda costa la soberanía alcanzada, cosechando mayores logros en el proceso revolucionario y aplastando toda manifestación espuria.

La Asociación de Cubanos en Cataluña José Martí, junto a todas aquellas Asociaciones de Cubanos que radican en el Estado español y que se agrupan en la Federación de Asociaciones de Cubanos Residentes en España José Martí (por sus siglas FACRE), damos nuestra total solidaridad y apoyo al compañero, amigo y hermano Evo Morales Ayma; como de igual forma, extendemos un caluroso y fraternal abrazo a todo el pueblo de Bolivia.

¡Viva Latinoamérica unida!

¡Viva la Revolución Boliviana!

¡Viva Evo Morales y el pueblo de Bolivia!

¡Hasta la Victoria! ¡Siempre!

Muchas gracias.

A %d blogueros les gusta esto: