Cronología del bloqueo económico, financiero y comercial contra Cuba por los EE. UU. (IV Parte)

Cronología (2008-2009)

2008

El 24 de enero del 2008 el periódico Oil & Gas Journal informó que el mismo senador, Bill Nelson, había enviado una carta al presidente Bush solicitando la no renovación del Acuerdo de Frontera Marítima EE.UU.-Cuba, firmado en 1977.

El 7 de febrero del 2008 la Casa Blanca publicó una notificación emitida por el presidente Bush el día 6, titulada “Continuación de la Emergencia Nacional Respecto a Cuba y de la Autoridad de Emergencia sobre la Regulación del Anclaje y Movimiento de Naves”, que prorroga la Proclama Presidencial 7757 de 2004, que extendió el alcance de la emergencia nacional en torno a Cuba, para impedir la entrada de embarcaciones de recreo de EE.UU. en aguas cubanas, como vía para privar al país de recursos financieros y recrudecer el bloqueo

El 22 de febrero del 2008, según informaciones de la OFAC, dos entidades norteamericanas, el Bank Atlantic y la RMO, Inc., fueron multadas. En el primer caso, la misma se sustentó en que no se habría bloqueado en julio de 2004 una transacción financiera, en la que supuestamente el gobierno cubano tendría intereses. En el segundo caso, se alegó el supuesto inicio de una transferencia de fondos relacionados con viajes a Cuba. En esa misma fecha, también fueron multados 5 individuos en un monto total de 9 238.87 dólares por comprar tabacos cubanos a través de Internet.

El 4 de abril del 2008 el Departamento de Seguridad Interna, en particular el Servicio de Guardacostas de EE.UU., emitió nuevas regulaciones de seguridad para los barcos que llegan a territorio norteamericano provenientes de determinados países, incluida Cuba, por considerar las vigentes “inefectivas en el cumplimiento de las medidas antiterroristas”. Bajo estas medidas los buques serían sometidos a inspecciones adicionales al arribar a puertos norteamericanos y a recargos adicionales de gastos por concepto de seguridad.

El 11 de abril del 2008, según informaciones de la OFAC, fue multado el Banco United Advantage Northwest Federal Credit Union, por un monto de 2 970.00 dólares, por transferir fondos destinados a Cuba sin licencia. También fueron multados en un monto de 1 898.04 dólares, tres individuos que habrían comprado tabacos cubanos a través de Internet.

El 14 de abril del 2008, según informaciones de la OFAC, la compañía financiera norteamericana Citigroup fue multada en un monto de 16 250.00 dólares, por aceptar, sin licencia, pagos por bienes enviados a través de una empresa cubana. También fueron multados tres individuos, uno por recibir y/o pagar bienes y servicios en los que Cuba tendría intereses; otro por realizar transacciones comerciales de servicios y otro por comprar tabacos cubanos a través de Internet. Los montos de las multas fueron de 6 000, 1063 y 282.50 dólares, respectivamente.

Entre mayo de 2009 y abril de 2010, las afectaciones al sector de la salud pública ascienden a 15 millones 200 mil dólares.

Los daños económicos se deben fundamentalmente a la necesidad de adquirir medicamentos, reactivos, piezas de repuestos para equipos médicos, instrumental y otros insumos en mercados alejados y en muchas ocasiones con el uso de intermediarios, lo que trae aparejado el incremento de los precios.

A lo anterior se añade el sufrimiento y desesperación que esta situación provoca en los pacientes y sus familiares, al no poder contar con el medicamento idóneo para la atención de una enfermedad y en muchas ocasiones en el momento necesario para salvar una vida. Este dolor no podrá jamás ser cuantificado.

Entre los muchos ejemplos que describen los daños ocasionados en la esfera de la salud durante el período de referencia, se incluyen los siguientes:

  El Instituto de Oncología y Radiobiología está imposibilitado de emplear placas de Yodo Radiactivo en el tratamiento a niños y adultos que padecen del tumor retinoblastoma (tumor congénito que crece en la retina) al no poder adquirir dichas placas dado que sólo pueden ser compradas en los Estados Unidos. Esta tecnología es mayormente utilizada en el tratamiento de niños, dado que permite tratar el tumor de la retina, conservando la visión del ojo afectado y la estética del rostro. Ante esta carencia, la única alternativa es la extirpación del ojo y en una parte de los casos la extirpación de ambos órganos, procedimiento que además de invasivo, acarrea serias limitaciones para la vida.

  Este Instituto cuenta aproximadamente con 1600 pacientes anuales, que se ven afectados por la imposibilidad de adquirir los recambios para el Tomógrafo Philips. De ellos 250 enfrentan serias dificultades con la planificación de las radioterapias. El no disponer de esta tecnología hace que el por ciento de imprecisión del tratamiento se incremente de un 3 a un 5% y se vean afectados los servicios de radioterapia, pues no se pueden precisar con claridad los limites y formas de los tumores.

  Cuba no tiene acceso al medicamento Temozolamide (Temodar), citostático específico para el uso en tumores del sistema nervioso central (gliomas y astrocitomas). Esta enfermedad afecta aproximadamente a 250 pacientes anuales, de los cuales alrededor de 30 son niños. El empleo de este medicamento aumentaría significativamente la supervivencia y calidad de vida de los pacientes, ya que el mismo tiene pocos efectos adversos y es de relativa fácil administración en comparación con otros.

  A Cuba se le niega el derecho de adquirir contraste iodado no iónico, producto que incide en la calidad de los estudios imagenológicos de los pacientes con tumores. La utilización de este medicamento elevaría la eficacia de los diagnósticos y no se correría riesgo alguno ante reacciones alérgicas al contraste que en ocasiones resulta de máxima gravedad.

  Los Hospitales cubanos se ven privados de la posibilidad de adquirir el reactivo SILANE, comercializado por la Compañía Sigma, el cual es utilizado para adherir los cortes histológicos a las láminas para técnicas especiales de inmunohistoquímica e hibridización. Sin este reactivo no se pueden procesar los tumores malignos y otras enfermedades infecciosas, lo que impide la aplicación de técnicas modernas que son necesarias para el diagnostico, pronóstico y tratamiento de dichas enfermedades.

  El Hospital Hermanos Ameijeiras, de Ciudad de la Habana, se ve imposibilitado de hacer estudios tomográficos a más de 5000 pacientes, particularmente el Angio-TAC, el cual es vital para el estudio de las enfermedades cerebro vasculares, debido al incumplimiento de la Firma Phillips de suministrar las piezas de repuesto para dos tomógrafos.

  De igual forma, se le niega a Cuba la adquisición de insumos y medicamentos relacionados con la actividad de trasplantes de órganos y tejidos. Medicamentos como la ciclosporina y el tacolimus, que evitan el rechazo del órgano o tejido trasplantado, no pueden ser comprados por nuestro país.

Los niños cubanos continúan siendo víctimas inocentes de la política de bloqueo de los Estados Unidos contra Cuba.

  El Cardiocentro Pediátrico “William Soler” fue incluido en el año 2007 por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos en la categoría de “Hospital Denegado”, por lo cual se le imponen condiciones para la venta de productos y se le niega la adquisición de estos, si no cumple con las exigencias planteadas. Esta situación ha conllevado a un sin número de afectaciones en la realización de diferentes técnicas quirúrgicas por no poder adquirir en el mercado norteamericano determinados materiales apropiados para niños como sondas vesicales y traqueales de mayor calidad, catéteres y stents, entre otros.

  A los niños cubanos se les niega el uso del dispositivo Amplatzer de fabricación norteamericana, elaborado a partir de materiales especiales para evitar el rechazo orgánico. Este dispositivo es utilizado para el cierre percutáneo de la comunicación interauricular, (cierra la abertura defectuosa entre las arterias aorta y pulmonar, procedimiento conocido como cateterismo intervencionista) que evita la cirugía a corazón abierto, intervención que además de riesgosa, requiere de cuidado intensivo y una recuperación de tres semanas.

A la lista de años anteriores, se suman 4 nuevos casos de niños que esperan para ser operados:

  1. María Fernanda Vidal, 5 años, Ciudad de la Habana, HC * 680347.
  2. Cyntia Soto Aponte, 3 años, Ciudad de la Habana, HC 668739
  3. Mayuli Pérez Ulboa, 8 años, Ciego de Avila, HC 691064
  4. Lianet D. Alvarez, 5 años, Camaguey, HC 04110975335

  A la Compañía norteamericana ABBOT se le prohíbe la venta a Cuba del medicamento Sevofluorane, agente anestésico general inhalatorio, de rápida inducción que lo hace ideal y de primera línea para la inducción anestésica en niños, y a su vez, excelente agente de protección miocárdico ante episodios de isquemia en pacientes anestesiados para revascularización. Otros medicamentos genéricos, de menor calidad y con efectos adversos para el paciente como el Levosimendan es fabricado por la misma Compañía y por ende tampoco puede ser adquirido por Cuba.

ALIMENTACION

Durante el período que se analiza se mantuvieron las condiciones onerosas y difíciles para Cuba bajo las cuales se realizan las compras fundamentales de alimentos a Compañías norteamericanas.

El gobierno de Estados Unidos continúa obstaculizando dichas compras y no se ha materializado ninguna acción dirigida a llevar a cabo estas ventas en correspondencia con las normas, canales y prácticas regulares del comercio internacional.

En junio de 2009, la Comisión de Comercio Internacional de Estados Unidos, publicó un Informe sobre las ventas agrícolas a Cuba donde se reconoce que entre los factores que limitan el comercio entre ambos países se encuentran: las difíciles condiciones de pago para los importadores cubanos; los costos adicionales de almacenamiento o sobreestadía en que incurre la Empresa Alimport por trabas burocráticas; el complejo y dilatorio proceso de obtención de licencias para los exportadores que necesitan viajar a Cuba; las restricciones de viajes a los negociadores cubanos; la penalización de las leyes de EE.UU. a los barcos extranjeros que atraquen en puertos cubanos y las compras del gobierno cubano a ciertos países por consideraciones geopolíticas. La Comisión estima que un eventual levantamiento de las restricciones financieras y de los viajes de los norteamericanos, provocaría un aumento de las ventas agrícolas de EE.UU. a Cuba, que oscilarían entre 924 millones de dólares y mil 200 millones de dólares, lo que significaría entre 49% y 64% del total de las compras agrícolas cubanas.

Los siguientes ejemplos ilustran la situación:

  La empresa importadora de alimentos ALIMPORT tuvo afectaciones del orden de 102 millones 900 mil dólares por concepto de “Riesgo País”, costos bancarios y financieros y costos por la modalidad en instrumentos de pago. Disponer de estos fondos hubiera permitido adquirir 337 mil toneladas de trigo, o 451 mil toneladas de maíz o 109 mil toneladas de pollo a precio promedio del 2008.

  Según información del Servicio de Investigación Económica del Departamento de Agricultura de Estados Unidos, en el año 2009 este país importó más de 3 millones 82 mil TM de azúcar crudo, de ellos, 1 millón 370 mil TM bajo cuota. Por Cuba no tener acceso al mercado preferencial y de futuros de Nueva York, durante el período que se analiza tuvo una afectación cercana a los 49 millones de USD, tomando en cuenta los volúmenes actuales de producción y exportación de nuestro país.

  La Unión de Bebidas y Refrescos, por no tener acceso al mercado norteamericano se ve obligada a importar de mercados europeos los barriles de añejamiento de rones, por lo que tuvo que erogar 284 mil 700 dólares adicionales.

  La imposibilidad de acceder al mercado norteamericano con los rones cubanos, particularmente con la marca líder Havana Club significa que se ha dejado de vender no menos de 2 millones 200 mil cajas de ron, que calculadas al precio promedio de facturación de Havana Club International en el año 2009, representa una afectación económica del orden de 87 millones 300 mil dólares.

  La incidencia del bloqueo perjudicó la producción arrocera, dilatando la recepción en tiempo de los fertilizantes y plaguicidas necesarios para la siembra de este cereal, lo que significó que dejaron de sembrarse 6 mil hectáreas de la campaña de frío 2009-2010 con una afectación de 24 mil 700 toneladas de arroz húmedo, que representan 12 mil 400 toneladas menos para el consumo. La importación de esta misma cuantía significó al país una erogación de 7 millones 500 mil dólares.

  La actividad porcina se ha visto afectada en aproximadamente 23 millones 400 mil dólares por reubicación geográfica de su comercio, transportación, falta de financiamiento externo, y el consabido incremento de los seguros por el riesgo de comerciar con Cuba.

  Adicionalmente a los daños y perjuicios ocasionados a las diversas actividades del sector agropecuario por las restricciones de acceso al mercado de EE.UU. como mercado receptor de sus exportaciones así como suministrador y el desplazamiento a otros mercados distantes y menos competitivos, la imposibilidad de acceso a tecnologías de punta para este sector ha incidido desfavorablemente en los rendimientos y eficiencia general del mismo y con ello una menor disponibilidad de productos para el consumo de la población.

http://www.cubavsbloqueo.cu/Default.aspx?tabid=30

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: