Algo más sobre identidad nacional

Resultado de imagen de historia cubana

Por Eloy Yordad Companioni Damas

Ingeniero Químico y miembro de la ACC Jósé Martí

Si bien la identidad como nación se fraguó en el crisol de la guerra de los 10 años, debemos hacer mención de la primera insurrección producida en Cuba, llevada a cabo por los vegueros del tabaco allá por el año 1717. La insurrección llegó a tal punto que Felipe V envió tropas bien adiestradas para pacificar la zona de la sublevación, la cual la llevó a cabo un criollato que aún no se sentía del todo cubano, pero era mestizo. Cien años más tarde  se inicia el proceso que dio paso a la conformación de la nación cubana.

Por otra parte, años antes de la gran gesta del 68 al 78 o guerra de los 10 años, un presbítero, Félix Varela, y luego su alumno José de la Luz y Caballero hablaron de nación cubana y Patria. José María de Mendive, antes alumno de José de la Luz y Caballero, pero devenido maestro de José Martí, supo inculcar las enseñanzas de Varela en el apóstol; por eso una de las visitas obligadas de Martí durante su exilio a Estados Unidos fue precisamente a la tumba del Padre Varela, cuyos restos descansan hoy en día dentro de un recinto de la Universidad de La Habana.

No debemos olvidar la revolución de los años 30. Esta revolución significó en principio la implantación del antimperialismo y del socialismo en la ideología de los movimientos revolucionarios en Cuba, con otra dimensión respecto al patriotismo nacionalista de las revoluciones predecesoras. En esta revolución, lamentablemente, no se produjo unificación política del campo revolucionario producto del injerencismo yanqui, lo cual impidió que llegara a la victoria total y se alcanzara la deseada soberanía nacional. No obstante, su influencia fue grande en el desarrollo de los movimientos políticos y revolucionarios de la Cuba republicana, produciendo cambios en la conciencia política del pueblo.

En los años previos a esta revolución descollaron varias figuras notables de nuestra historia: Julio Antonio Mella, fundador del Partido Comunista de Cuba (1925), líder indiscutible del movimiento estudiantil y obrero, fundador de la Universidad Popular José Martí. Acerca de él, Fidel dijo que nunca alguien en la historia de Cuba había hecho tanto en tan poco tiempo.

Mella, contaba con sólo 26 años de edad cuando fue asesinado en México, por esbirros del tirano Gerardo Machado mientras en el suelo, ensangrentado, decía: “muero por la Revolución”. La delación de un traidor llevó a descubrir que Mella estaba organizando en Ciudad México una expedición para llevar la lucha armada a Cuba, algo que logró materializar felizmente Fidel, 30 años después.

Debemos recordar a muchos otros como Rubén Martínez Villena, quien protagonizó la protesta de los trece en 1923, levantando la dignidad de los cubanos; a Pablo de la Torriente Brau, uno de nuestros primeros periodistas revolucionarios, muerto en combate durante la lucha internacionalista en la guerra civil española. Antonio Guiteras, el primer socialista cubano, se desempeñó como secretario de Gobernación, Guerra y Marina en el gobierno de los 100 días y quien impulsó la mayoría de las leyes revolucionarias y populares del mismo, librando en sus días una homérica batalla contra el imperialismo, hasta que fue asesinado en el Morrillo, mientras tomaba las armas junto al revolucionario venezolano Carlos Aponte, en 1935.

No se debe dejar de mencionar a Eduando Chibás, líder del partido del pueblo cubano, ortodoxo, al que también perteneció Fidel. Después de la muerte de Chibás, muchos de sus miembros integraron un ala dentro del partido mucho más radical, de la cual salieron muchos compatriotas que posteriormente formaron parte de las filas del M-26-7. La impronta dejada por Chibás en Fidel fue de tal magnitud, que uno de los primeros actos que realizó nuestro Comandante al llegar a La Habana, cuando triunfó la Revolución, fue un discurso en homenaje a Chibás.

Todo este crisol histórico, formado por piezas claves en el proceso de dos decenios, desembocó más tarde en la Revolución triunfante de 1959, dirigida por nuestro máximo líder Fidel Castro, la cual tiene importancia inconmensurable en nuestra historia, y en la historia libertaria de otros pueblos del mundo.

Cada cubana y cubano debe estudiar siempre nuestra historia y, más aún, trasmitirla a nuestros hijos e hijas que han nacido fuera de Cuba.

En el IV Encuentro de Cubanos Residentes en España, muchos de los participantes mostraron interés en que sus hijos e hijas adoptaran la ciudadanía cubana. Pero ser cubano(a) no es solo tener un pasaporte que declare una ciudadanía; también es necesario, primero, que esos niños y niñas conozcan nuestra historia, la de sus padres, la de los fundadores de nuestra nación, la de quienes lideraron los acontecimientos de nuestra Revolución; deben conocer sin duda alguna a quienes debemos nuestra libertad y soberanía.

Ser cubano debiera ser primero que todo, tener un compromiso con nuestra historia.

Anuncios

El IV ECRE patentizó la determinación por la defensa de la soberanía nacional de Cuba

Etiqueta para carpeta del IV ECRE Barcelona

Este pasado 6 de mayo de 2017, en Barcelona, capital catalana, se realizó el IV Encuentro de Cuban@s Residentes en España (ECRE), donde se reunieron, en el Albergue Mare de Deu de Montserrat de la ciudad condal, más de un centenar de compatriotas, quienes debatieron sobre identidad y soberanía nacional; también se expusieron criterios que posibilitaron conciliar acciones encaminadas  a respaldar los pilares que sustentan la justa política social y económica de nuestro país, los cuales, le facilitan el acceso a todos los ciudadanos por igual a las conquistas fundamentales de la Revolución alcanzadas en estos 58 años.

En el evento, dirigido por la Federación de Asociaciones de Cubanos Residentes en España (FACRE) y en coordinación con la Asociación de Cubanos en Cataluña José Martí y la Asociación de Cubanos en Sant Andreu de la Barca, se le brindó tributo al apóstol José Martí, al cual se le depositó claveles con los colores de la insignia cubana, y un también un homenaje a quien fue el indiscutible líder de la Revolución cubana, Fidel Castro Ruz.

Durante toda la jornada contamos con la presencia del combatiente del Moncada y cofundador de la célula del M-26-7 en La Habana, Pedro Trigo López. También con miembros de diversos consulados cubanos en España, quienes desde semanas antes, junto al consulado de Cuba en Barcelona, cooperaron al poner colosales esfuerzos para la realización exitosa de este evento.

En la apertura del IV ECRE nos acompañaron representantes de diversas fuerzas políticas, como Joan Sureda (Relaciones Internacionales del Partit Comuniste del Poble de Catalunya (PCPC)), Alfons Bech (Miembro del Comité Central del Partido l’Aurora-Organització Marxista), Albert Miralles (Secretario General del Partit Socialista Unificat de Catalunya-Viu (PSUC-Viu)); los cuales expresaron calidad palabras de saludo a los participantes al evento como de reconocimiento a la Revolución cubana y sus líderes.

Durante la mañana, se realizaron sendos talleres. El taller “La Revolución en la emigración cubana”, dirigido por Adel Pereira (Presidente de la Asociación de Cubanos en Cataluña José Martí) y Lázaro Orama (miembro de Cubainformación), tuvo como objetivo el romper la estigmatización que la prensa capitalista intenta fijar como criterio sobre la emigración cubana, al usar elementos publicitario distorsionante: la politización forzada de la misma e endilgando a ésta epítetos como disidente o discrepante con el proceso político, la cual “escapa de una dictadura”.

Lo esencial del taller era tomar consciencia sobre la finalidad de ese discurso agresivo, adverso y dañino hacia la integridad moral e identitaria de la emigración cubana. Una retórica puesta en práctica por la prensa y grupúsculos al servicio de intereses imperiales, cuyo objetivo final es que la emigración rompa sus lazos identitarios con su historia y cultura, asumiendo el “rechazo” como posición conductual hacia su propia Patria.

El taller “Soberanía e identidad nacional”, dirigido por Orlando Gutiérrez (Pdte Asociación amigos de Cuba de Albacete), Salvador Palomino (Miembro de la Asociación Hermanos Saíz) y Joaquín Mulens (periodista y comunicador), centró su debate en la aprehensión consciente de nuestra memoria histórica y de fortalecer nuestro sentido de pertenencia a elementos culturales que nos identifican y distinguen, mucho más critalizados dentro del proceso revolucionario, iniciado en enero de 1959, y que también se desarrollaron en nuestro ADN por medio de las diversas manifestaciones culturales, usadas como armas ideológicas para defender la soberanía nacional y que se ponen en práctica en el principio de la unidad de todo el pueblo.

Aquí se valoró la gran importancia que tiene dar a conocer las conquistas sociales y humanas de nuestra Revolución Socialista, de la cual somos hijos e hijas, tomando como medios de manifestaciones nuestro folklor y costumbres; siendo la cultura nuestra mejor apuesta para llevar la realidad cubana a nuestro entorno y con ella defender la soberanía de la Patria.

Entre tantas anécdotas y brillantes pronunciamientos en ambos talleres, a modo de ejemplos citamos lo expresado por Salvador Palomino, quien sentenció con gran justicia que “Cuba es el único país del mundo donde todos(as) somos pueblo”, dando a conocer que el propio proceso revolucionario y socialista empoderó al cada uno de sus ciudadanos con esa cualidad de independencia, nos cristalizó principios esenciales que caracterizan al cubanos donde quiera que se encuentre, pero sin con ello perder el principio esencial de unidad como pueblo que defiende su independencia y conquistas sociales. Así mismo citamos lo planteado por Ana Posada Lee al decir que “la cultura también es política y que todos(as) debemos convertirnos en militantes culturales por Cuba, por la defensa de la Patria”, exponiendo la alta responsabilidad de cada cubano(a), tanto dentro de Cuba pero mucho más en el exterior, de dar a conocer y así salvaguardar las conquistas alcanzadas por la Revolución, colocando como instrumento para esta tarea a todo exponente de las manifestaciones culturales.

A nombre de la Asociación de Cubanos en Cataluña José Martí, la FACRE y el consulado cubano en Barcelona, se entregaron diplomas de reconocimientos a Comunistes de Cataluña, a Esquerra Unida i Alternativa y a la plataforma de solidaridad Defensem Cuba, y, siendo recogidos dichos diplomas respectivamente por Ceferino Alonso, Alba Blanco y Salvador Torres.

En el evento se aprobaron declaraciones contra el genocida bloqueo económico, financiero y comercial que aún el gobierno de Estados Unidos pone en práctica contra el pueblo cubano, y también una que incentiva a los parlamentos de países europeos, incluyendo el de España, a cumplimentar los nuevos acuerdos entre Cuba y la Unión Europea, los cuales van dirigidos a derogar el Acuerdo de Posición Común, promovida por el Gobierno de José María Aznar y adoptado en 1996, como instrumento extensor del bloqueo económico.

El cierre del evento estuvo en las palabras del embajador de Cuba en España, Eugenio Martínez Enríquez.

Para finalizar, se realizó una actividad con valores de la cultura cubana, siendo estos la destacada actriz cubana Mariela Bejerano, la escritora y poetisa Shatila Adelfa Valdés Abi-Rashed y los Angelitos Negros (Jorge y Alberto Mena Gómez y Adys Leyvi Colombé Dueñas); a quienes se le entregaron reconocimientos por sus constantes participaciones en actividades de solidaridad con Cuba y haber cooperado en la realización de este evento. También se le reconoció su encomiable  labor a Texidor Savigne, representante de la Fundación Antonio Nuñez Jiménez y promotor cultural de Cuba en España.

Dentro de los acuerdos finales, se tomo que el V Encuentro de Cubanos Residentes en España se realice en septiembre de 2019, siendo la sede Gran Canarias.

En los preparativos:

Durante en evento:

Cierre cultural:

Fotos: Gustavo de la Torre Morales, Salvador Torres Galdón y Genoveva Rodríguez García.

Nota: en próximas entradas colgaremos las declaraciones del IV ECRE, los acuerdos de los talleres y más fotos del evento de otros participantes.

Homenaje a Fidel en Blanes.

 20170224_194722

Este pasado 24 de febrero, la asamblea de EUiA (Esquerra Unida i Alternativa) de la localidad de Blanes (municipio de la comarca de La Selva, en la provincia de Gerona, Cataluña), en colaboración con otras entidades de solidaridad con Cuba, realizaron un homenaje a Fidel Castro.

El acto, realizado en el Pleno del ayuntamiento de la localidad, fue dirigido por Joan  Salmerón, miembro de EUiA local y contó como ponentes con Mabel Arteaga, Cónsul General de Cuba en Barcelona, y Adel Pereira, Presidente de la Asociación de Cubanos en Cataluña José Martí (ACCJM).

Después de la introducción del acto por el compañero Salmeró, quien explicó todo el programa del evento y la importancia que han tenido las enseñanzas del liderazgo de Fidel en la revolución cubana, la Cónsul extendió las gracias por las muestras de solidaridad brindadas por cerca de dos decenas de ayuntamientos, desde donde se condenó la política de ahogo del gobierno de Estados Unidos contra el pueblo de Cuba _ que aún persiste, recalcó_; y de igual manera correspondió a las muestras dadas de acompañamiento masivo al dolor del pueblo cubano por la pérdida física de Fidel.

Mabel comentó sobre los avances alcanzados por el proceso revolucionario cubano y de la trascendencia del liderazgo de Fidel Castro en la Cuba de hoy.

Seguidamente se proyectó el documental de Roberto Chile, “Fidel es Fidel”, donde se puede observar la cercanía de Fidel al pueblo, del actuar del líder cubano en la solución directa de los problemas que afectan a la ciudadanía, de su intercambio directo con los diferentes actores sociales, de la profundidad visionaria de su pensamiento y proyección futura, de su incalculable capacidad intelectual; pero sobre todas las cosas, de las muestras de cariño y afectos hacia su persona_ cuestiones que también recalcó Adel Pereira durante su intervención. El Presidente de la ACCJM también subrayó sobre las muestras palpables tanto dentro como fuera de las fronteras de Cuba, con el respectivo reconocimiento de otros pueblos a la labor solidaria e internacionalista cubana, prueba palpable de la puesta en práctica del evaluable principio humanista realizada por Cuba.

Adel Pereira mencionó sobre la repercusión del ideario de Fidel en el área internacional y no dejó pasar por alto la coincidencia histórica de este evento en Blanes con el aniversario 122 del levantamiento armado en Cuba, en 1895; movimiento por la independencia, organizado por el apóstol cubano José Martí, haciendo mención al indiscutible al ideario martiano como embrión fundamental en el legado de Fidel.

Después sucedieron diversas intervenciones de los presentes y tertulianos, donde se reconoció la labor del líder cubano y la importancia de su ideario en la lucha de la izquierda actual; que uno de los mayores méritos de Fidel ha sido lograr la inquebrantable unidad mostrada por el pueblo cubano junto a sus dirigentes y partido, ejemplo que se debería seguir. Sin dejar de reconocer que el sistema político cubano es perfectible como obra humana y no está exento de errores en el pasado, en el presente y el futuro, también se reconoció el carácter participativo e inclusivo de la democracia cubana, donde toda la sociedad está volcada (incluyendo la juventud) en el mantenimiento del presente y la construcción del futuro del país.

Una vez más se demandó el respeto a la soberanía del pueblo cubano a su autodeterminación de construir su propio camino y establecer el sistema político escogido por el pueblo, el cual ha sido ratificado durante todos estos años de Revolución. Además, otras vez se dieron las sobradas razones de Cuba, que rompen ese intencional mito establecido por  los intereses capitalista de que pluripartidismo es el “único” sinónimo de democracia, cuando este último sistema político (impuesto por intereses del gran capital) no ha sabido resolver ninguno de sus grandes contradicciones y que generan mayores desigualdades, el privilegio de unos pocos sobre los de la mayoría y creciente división en sus sociedades; mientras que Cuba, asediada por una injerencista y criminal política de constantes agresiones imperiales, enfrentando un injusto y genocida bloqueo económico que lleva ya 55 años, ha sabido alcanzar conquistas sociales, económicas, culturales y de otros ámbitos no logradas por el primer mundo desarrollado. Conquistas cubanas que son reconocidas por instituciones internacionales como objetivos viables y necesarios para todas las naciones.

Fidel Castro entre nosotros: Felicidades por sus 90

Agradecemos a todos(as) los que hicieron posible este vídeo, incluso aquellos(as) que muy a pesar de no aparecer en el mismo, sí fueron parte fundamental en su realización.

No haremos un recuento de tu historia, de cómo te hiciste guerrillero, ni de las sandeces que se vendieron como noticias en periodicuchos y revistas o en programas de radio y televisión desde la maquinaria infernal de propaganda del capitalismo… tampoco nos interesa comentar sobre las miles de veces que te pronosticaron la muerte o quisieron asesinarte… aunque sí nos alegra muchísimo el saber que los gemidos de impaciencia de las hienas imperialistas se han ido totalmente a la mierda.

Creemos, como más importante darte las gracias por:

  • Ser el arquitecto fundamental de las conquistas alcanzadas en estos 57 años de Revolución cubana, lo cual demuestra que pese a las dificultades que se impongan en el camino, un mundo mejor sí es posible.

  • Darle voz propia a Cuba, y con ella decirle a cada pueblo del mundo que puede alcanzar hacerlo para sí mismo.

  • Mostrarnos que la dignidad del ser humano se basa en principios éticos, fortaleciendo los valores donde el ser humano no tiene su valía en sus posesiones materiales; sino en cómo se conduce y actúa hacia los semejantes, respetando también el entorno natural que le rodea, para el bien de la supervivencia humana.

  • Confirmarnos que en la historia están las respuestas para construir un futuro con un carácter propio, autóctono y abierto a un intercambio respetuoso y en igualdad de condiciones con otros pueblos.

  • Enseñarnos que la solidaridad no es caridad, sino compartir con equidad; y que se debe luchar con firmeza contra toda injusticia que encontremos en el camino.

  • Brindarnos argumentos sólidos para discernir que la pluralidad política no es sinónimo obligado de democracia, sino que en el mayor de los casos es división social; que puede haber proyectos alternativos que realmente enaltezcan con la práctica la ansiada justicia social y tengan como arma fundamental de resistencia y triunfo a la UNIDAD.

Felicidades, Fidel, por estar siempre entre nosotros, felicidades por tus 90 años.