Declaración de la Asociación de Cubanos en Cataluña José Martí en solidaridad con Lula da Silva.

RICARDO STUCKERT INSTITUTO LULA

FOTO: RICARDO STUCKERT INSTITUTO LULA

Brasil vuelve a entrar en un turbulento clima de tensión, tras sufrir otro duro golpe propinado contra el candidato de mayor apoyo popular a las elecciones presidenciales en octubre próximo, Ignacio Lula da Silva.

En menos de 24 horas, después que el Supremo Tribunal Federal denegara el recurso de habeas corpus presentado por la defensa del expresidente, el Juez Sergio Moro emitió la orden de arresto contra Lula da Silva, líder del Partido de los Trabajadores de Brasil.

No importó ni la simpatía, el reconocimiento internacional o las conquistas sociales alcanzadas por Lula, como tampoco que en su gestión de gobierno del 2003 al 2011, sacó de la pobreza a más de 30 millones de personas; porque el interés real de los poderes fácticos de la oligarquía nacional, motivada desde Estados Unidos, era violentar la voluntad popular e impedir que Lula da Silva goce del derecho a ser elegirlo, nuevamente, como presidente del país y así cercenar toda posibilidad de estabilidad democrática y desarrollo de justicia social en Brasil.

Es repudiable la vil manipulación y el cauce a prisión del líder brasileño bajo acusaciones falsas, sin pruebas materiales o con la presentación de pruebas ilícitas y poco substantivas, testimonios prestados y procedimientos inhabituales de conducción forzada; un simple teatrillo jurídico con un apartamento que nunca perteneció a Lula y por el cual ha sido juzgado. Pero lo más paradójico del asunto es que la propia empresa titular del inmueble lo saque a subasta y se embolse su valor después de tal sainete: una muestra más de las  maniobras de la oligarquía nacional en sucia cacería de adversarios políticos.

Los mismos que promovieron el impeachment en 2016 contra Dilma Rousseff (la cadena Globo, partidos de la derecha y algunos sectores reaccionarios dentro del sistema judicial) son los que devoran la soberanía de Brasil, destruyen los programas sociales implementados con el gobierno de Lula y entregan sus riquezas a intereses foráneos.

La Asociación de Cubanos en Cataluña José Martí condena toda la comparsa puesta en marcha para encarcelarlo, los actos de agresión que sufrió días atrás la Caravana de Lula, como el manejo del sistema judicial en Brasil, sumido a los intereses elitistas.

Mostramos nuestro total apoyo al compañero Ignacio Lula da Silva y nos solidarizamos en la lucha del hermano pueblo brasileño que trata de construir un país con el restablecimiento de las conquistas sociales y de mayor proyección de beneficio social.

¡No al golpe de Estado!

¡No a la falsa criminalización y cacería de adversarios políticos!

#LulaLivre

#ForçaLula

#LulaValeALuta

Lula abrazado por la muchedumbre

Lula da Silva abrazado por la muchedumbre del pueblo.

A %d blogueros les gusta esto: