Declaración de la ACC José Martí por la liberación de Oscar López Rivera.

Imagen relacionada

A quienes conocen y comprenden la precaria situación del hermano pueblo de Puerto Rico, le asaltó la alegría al conocerse que el presidente Barack Obama concedió el indulto al patriota Oscar López Rivera, el cual deberá ser liberado después del próximo 17 de mayo del presente año.

A algunos, la euforia del júbilo provocado por la novedad, les ha llevado a declarar que era un acto de justicia, cuando en realidad no fue la mano de la justicia la que actuó en este caso, sino un acto de responsabilidad tardía, de vergüenza que se había estancado por la cotidiana terquedad de la política de los diferentes gobiernos y presidentes de los EEUU.

La acusación de “conspiración” contra el líder portorriqueño, por parte de la administración norteamericana, no contó con prueba alguna de su participación en las acciones terroristas que intentaron adjudicarle, quedando el proceso penal sólo sobre la base de la posición política anticolonialista de Oscar López Rivera. Otra prueba más de la intolerancia del imperialismo al pensamiento que se proyecte en diferente dirección.

Aunque la administración de Bill Clinton extendió un indulto a todo el grupo que fue detenido junto al líder, Oscar López Rivera permaneció en la cárcel por no estar de acuerdo con que se dejara atrás a otros dos camaradas: Carlos Alberto Torres y a Haydée Beltrán. Una demostración de solidaridad e integridad.

Este paso de Barack Obama, que demuestra el rotundo fracaso del imperialismo, “es resultado del fuerte movimiento mundial en torno a su liberación, pues se trataba de un encarcelamiento injusto que debió ser levantado antes”, según expresó el vicepresidente del Instituto Cubano de Amistad con los pueblos, Fernando González, quien es uno de los Cinco Héroes cubanos, quien también sufrió  la encarcelación injusta en EEUU.

Los integrantes de la Asociación de Cubanos en Cataluña José Martí expresamos nuestra entera satisfacción por la noticia. Una dicha que compartimos junto a Puerto Rico y Cuba, siendo esta última un baluarte en la demanda de su liberación; como la resolución promovida frente al Comité de Descolonización de la ONU, en junio de 2012, la cual fue apoyada por Bolivia, Ecuador, Nicaragua y Venezuela.

Nuestra alegría se crece mucho más por el ejemplo de firmeza, de inquebrantables principios de lucha, de rebeldía indómita que el líder independentista, el patriota boricua ha dado al mundo.

Cuando el imperialismo creyó doblegar la voluntad de Oscar López, realmente se estrelló contra una muralla de valores en la entereza demostrada por un hombre sencillo y humilde, pero firme y digno.

Esta batalla no queda en este gran logro, sino que continua hasta que Estados Unidos reconozca el derecho a la independencia y autodeterminación del hermano pueblo de Puerto Rico.

Asociación de Cubanos a Cataluña José Martí

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: